Existen distintos tipos de confianza: La confianza material, en las cosas o el dinero que consigue las cosas; la confianza personal, confiar en tus propias habilidades, capacidades, estudios o logros; la confianza social, confiar en otras personas, las amistades o influencias; la confianza institucional, confiar en instituciones o corporaciones como el Estado, el ejército o la Iglesia.

 

Todas estas formas de confianza son falibles, es decir, el dinero se puede acabar; las acciones de la bolsa pueden perderse; tus habilidades pueden disminuir y tus conocimientos pueden ser insuficientes para un caso; las personas -aún las más cercanas a ti- pueden irse o no responder como esperabas; el Estado o la iglesia pueden cometer errores -de hecho los cometen. 

 

¿Podremos estar completamente confiados en algo o en alguien? La respuesta es SI. Dios nos asegura que podemos confiar totalmente en él. Los escritores de la Biblia -como veremos más adelante- pusieron su confianza en Dios y él no los defraudó.

 

En los próximos párrafos entenderemos las razones para confiar en Dios 

 

  1. Puedes confiar en Dios porque Él es PERFECTO.

 

Seguramente has escuchado la frase: “nadie es perfecto”, por supuesto, ningún ser humano en las condiciones actuales lo es. Somos imperfectos porque somos pecadores, El salmista David lo expresa diciendo: Salmos 51:5: He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre. Somos formados en pecado y nacemos pecadores, es nuestra naturaleza. 

 

Por eso fallamos, esa es la razón de nuestra imperfección y quizás la excusa perfecta para no hacer las cosas correctas, ni para vivir rectamente.

 

Es también la manera de entender por qué los amigos a veces nos dan la espalda, los servidores públicos se corrompen, los gobiernos no cumplen sus promesas. Eso explica también la violencia, los crímenes y la decadencia social que nos rodea. El pecado destruyó la imagen perfecta con la que Dios creó al hombre. 

 

Solamente porque el hombre es imperfecto no significa que Dios sea también imperfecto. Algunas características de la perfección de Dios en las cuales puedes confiar. dejemos que la Biblia por sí misma no lleve a comprender la perfección de Dios.

 

Dios no se arrepiente, ni miente: Números 23:19: Dios no es hombre, para que mienta; ni hijo de hombre para que se arrepienta: Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? 1 Samuel 15:29: Y también el Poderoso de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque Él no es hombre para que se arrepienta. 

  • Dios no cambia: Santiago 1:17: Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. 
  • Dios es perfecto en lo que dice y lo que hace: 2 Samuel 22:31: En cuanto a Dios, perfecto es su camino: Purificada es la palabra de Jehová; Escudo es a todos los que en Él esperan.

 

Todos hemos mentido, alguna vez, pero Dios no miente; todos nos hemos arrepentido de hacer o dejar de hacer algo, Dios no se arrepiente de sus actos; Todos hemos cambiado de opinión o de actitud, Dios no cambia, él es el mismo y seguirá siendo el mismo; Todos hemos prometido algo y no hemos cumplido, Dios cumple lo que promete, si lo dice lo hace, sus palabras son firmes, su caminos son perfectos. ¿Podemos confiar en tanta perfección? Por supuesto.  Aún cuando las demás personas fallan, podemos confiar en Dios, porque Dios es perfecto.

 

  1. Puedes confiar en Dios porque Él es ETERNO.

A diferencia de todas las demás religiones, el cristianismo no cree en un Dios que es producto de la imaginación o superstición. Dios lo afirma y lo confirma cuando dice por medio del salmista. 

Dios está sobre cualquier otro dios. Salmos 96:4: Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; temible sobre todos los dioses. 

  • Dios no es un ídolo creado, es un creador. Salmos 96:5: Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; pero Jehová hizo los cielos
  • Los ídolos son vergüenza de sus creadores: Salmos 97:7: Avergüéncense todos los que sirven a las imágenes de talla, los que se glorían en los ídolos: Adórenle todos los dioses. 

Dios ha existido desde siempre. Salmos 90:2: Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo; Desde la eternidad y hasta la eternidad, tú eres Dios.  Salmos 93:2: Firme es tu trono desde entonces: Tú eres desde la eternidad.

 

¿Puedes confiar en Dios? Absolutamente si!. Hay quienes confían en amuletos -qué son forma de dioses- los llevan colgados al cuello, o lo ponen en repisas, les encienden velas, les hacen altares, les hacen fiestas, pero Dios no necesita de nada de eso. Dios ES Dios. Así se reveló a Moisés. Éxodo 3:14: Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros.

 

El hombre pecador no puede comprender a Dios en toda su perfección y eternidad, se necesita un mente renovada en Cristo para entender quién es y cómo es Dios. Mientras sigamos aferrados a lo terrenal, lo temporal y lo material, no podemos entender la eternidad de Dios. 

Cuando dejamos nuestra confianza en Él podemos estar seguros de que solamente quien ha estado ahí siempre, estará por nosotros sin importar el tiempo y el lugar.

 

  1. Puedes confiar en Dios porque Él es TODOPODEROSO.

 

Nuestras capacidades son limitadas, nuestras fuerzas son limitadas, nuestros años son limitados, por eso confiar en las capacidades humanas resulta a veces decepcionante. Tarde o temprano nos damos cuenta que hay cosas que no vamos a lograr. No importa que nos hayamos inspirado en frases como “el éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” (Churchill) o “Cree en ti mismo y un día las otras personas no tendrán otra opción que creer en ti” (Kersey) , el ser humano es limitado, es finito, es falible. No así Dios. El es infinito, es ilimitado, es infalible, por eso es todopoderoso.

¿No preferirías confiar en alguien con poderes ilimitados? No se trata de un súper héroe, se trata de Dios, el mismo que creo todo lo que existe, el mismo que te hizo a ti y a mi, él mismo está a tu disposición. 

Veamos como lo describe el salmista.

  • Dios es un guerrero poderoso. Salmos 24:8: ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. 
  • Dios no solo es poderoso también es fiel: Salmos 89:8: Oh Jehová, Dios de los ejércitos, ¿Quién como tú? Poderoso eres, Jehová, y tu fidelidad te rodea.
  • Dios es capaz de lograr lo imposible: Salmos 74:13: Tú dividiste el mar con tu poder; quebrantaste cabezas de dragones en las aguas.

 

Estos son solamente algunos de los atributos del poder de Dios. La manifestación más clara del poder de Dios es Jesucristo, quien vino al mundo como hombre pero con todo el poder de Dios para darte lo que ningún otro ser humano, ninguna otra cosa material o espiritual te puede dar: la vida eterna.

 

Jesucristo afirmó que el hombre se equivoca porque no conoce el poder de Dios: Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque no conocéis las Escrituras, ni el poder de Dios? (Marcos 12:24, Mateo 22:29). Cuando conocemos la escritura conocemos el poder de Dios. 

 

Por el poder de Dios, Jesús sanó enfermedades, resucitó muertos, devolvió la vista a los ciegos, hizo caminar a los cojos, alimentó a miles. Por el poder de Dios Jesús tomó el pecado de la humanidad y la llevó a la cruz para morir como pecador. Por el poder de Dios Jesús resucitó al tercer día y hoy está sentado a la derecha de su Padre preparando su segunda venida.

 

¿Que necesitas para confiar totalmente en Dios? Solo necesitas creer. Creer en la perfección, en la eternidad y en el poder de Dios. Necesitas también creerle a Dios. No es lo mismo creer en Dios, que creer a Dios. El apóstol Santiago dice que hasta los demonios creen en Dios y tiemblan (Santiago 2:19) pero el apóstol Pablo dice que Abraham creyó a Dios (Romanos 4:13, 4:17; Gal. 3:6) el apóstol Santiago lo confirma (Santiago 2:23) 

Si dices que crees en Dios, necesitas ahora CREER A DIOS, 

 

¿Deseas que tus pecados sean perdonados, que tu vida sea arreglada, que tus decisiones sean correctas, que esa enfermedad termine? CREE A DIOS. EL es Perfecto, es Eterno, es Todopoderoso y es digno de creerle.

Anuncios