noneAl final de cada año por lo general miramos hacia a trás y reflexionamos acerca del pasado, a veces reabrimos las heridas y miramos las cicatrices; es cierto no siempre nos va bien, a veces cuando nos va mal, nos va muy mal, pero ¿qué hemos aprendido de los errores, las caídas o de las bendiciones? Aprender es lo más importante de cada experiencia.

En este momento quiero compartir contigo 11 lecciones que aprendí en el 2011

1. Cuando te aferras a lo material, no tienes de donde aferrarte.
2. La presión no siempre es mala, te hace sacar lo mejor de ti.
3. El tiempo de escasez es el mejor momento para disfrutar de la gracia abundante de Dios.
4. El trabajo mas arduo es el que no se ve.
5. Llorar de vez en cuando, pero por las razones correctas.
6. Mi enemigo podrá romper mis huesos, pero nunca mi fe.
7. Las cosas son eso, cosas.
8. Si acabó el día y no aprendiste algo nuevo, habrás perdido el día.
9. El ejercicio fortalece el cuerpo como el sufrimiento fortalece la fe.
10. La obediencia precede al milagro.
11. No importa cuánto sabes siempre habrá algo nuevo que aprender.

Y como el año no termina aún, quizás haya lección, 12.

Feliz Navidad y un bendecido año 2012

Anuncios