Debilidades

Cualquier enemigo sabe que su oponente tiene una debilidad y la aprovecha para atacar y finalmente vencer.


La Biblia dice que Satanás es como leon rugiente que anda al acecho buscando a quien devorar. (1 Pedro 5:8) las presas más debiles son las más fáciles.
Cuando nos dejamos llevar por los rumores, los chismes, los comentarios sin fundamentos, los rencores y los malos entendidos, nos debilitamos y nos convertimos en presas fáciles para el león rugiente.


Oro por que nuestra iglesia se sobreponga a sus debilidades y emerja fortalecida de esta experiencia de oración y ayuno

(publicado originalmente en http://www.juventud-viva.blogspot.com)

Anuncios